El PERSONAL BRANDING, o lo que es lo mismo, la MARCA PERSONAL es un término del que se oye hablar mucho últimamente. Dicho de una forma muy sencilla, consiste en considerarse a sí mismo como una marca, que debe ser protegida y cuidada con el fin de diferenciarse de las demás y conseguir el mayor éxito posible, al igual que ocurre con las comerciales.

No se limita sólo a lo que se ve, a la apariencia externa, sino que incluye también cómo la persona se diferencia de los demás, implica gestionar de la mejor forma posible los recuerdos, los valores y expectativas, las percepciones y las impresiones que causamos en los demás para que permanezcan en su mente de una forma duradera.
Marca Personal

La razón por la que últimamente se habla de ella de forma constante es, una vez más, el MUNDO 2.0, ya que el personal branding ha encontrado en él, la HERRAMIENTA CLAVE para su desarrollo. Sin embargo, si queremos hacer las cosas bien, es necesario elaborar un PLAN DE MARCA PERSONAL, y como todo plan, lo importante es tener un objetivo, que puede ser la búsqueda de empleo, conseguir ascender en tu profesión, hacer un lavado de cara a tu imagen, introducirte en un nuevo sector profesional, etc.

A continuación os damos algunas claves o consejos en los que hay que pensar a la hora de trabajar en nuestra MARCA PERSONAL:

  • Es lo que representamos, nuestros valores, nuestras actitudes y nuestra apariencia, es lo que los demás van a recordar de nosotros, la huella que vamos a dejar. Es, en definitiva, un REFLEJO DE LO QUE SOMOS.
  • Cuanto más sepamos de nosotros mismos y de LO QUE SOMOS CAPACES DE OFRECER, más fácil será crear nuestra marca personal.
  • TODO LO QUE HAGAMOS CUENTA, sea para bien o para mal. Y ya que van a hablar de nosotros, debemos conseguir que lo hagan para bien.
  • No es sinónimo de venta, sino de POSICIONAMIENTO para conseguir ocupar un lugar preferente en la mente de los demás.
  • Todos, queramos o no, TENEMOS YA UNA MARCA PERSONAL, lo que se trata de conseguir es que sea fuerte, atractiva y recordada.
  • Debemos ser PERSISTENTES. Ir poco a poco, con coherencia y honestidad. No se consigue en un día ni en un mes.
  • Se trata de HACER QUE NOS DESEEN, que nos quieran en sus empresas, diferenciarse de los demás. La marca personal nos permite mostrar y ofrecer nuestro trabajo como algo sin lo que no pueden estar.
  • Todavía no sustituye a los métodos tradicionales, asÍ que no debemos olvidarnos de ellos. Utilicemos nuestra marca personal como REFUERZO Y COMPLEMENTO.

Es importante saber qué dicen y opinan de nosotros, qué es lo que parecemos, y una vez investigado esto, hacer lo necesario para cambiarlo. Conseguir ser percibido como quieramos es lo más difícil de lograr, pero cambiar lo que no te gusta depende de nosotros. Todos podemos elegir gestionar o no nuestra Marca Personal, y en caso de no hacerlo asumir las consecuencias. No es algo imprescindible, pero nos ayudará a lograr lo que quieramos.

¿Gestionáis vuestra marca personal?, ¿qué herramientas utilizáis para ello?.

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios