En post anteriores mencionamos que antes de actuar hay que tener una ESTRATEGIA y llevarla a cabo. De esto es de lo que vamos a tratar a continuación, de cómo diseñar esta estrategia, muy importante si queremos ver cumplidos nuestros OBJETIVOS.

Lo primero que tenemos que hacer es CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS y el entorno donde nos movemos, por lo que analizaremos quiénes somos, a que nos dedicamos, quién es nuestra competencia y qué hace. Llevaremos a cabo un análisis interno donde estudiaremos nuestras debilidades y fortalezas y otro externo donde analizaremos las oportunidades y amenazas que nos ofrece el entorno que nos rodea. Todo esto se conoce en el mundo del marketing como ANÁLISIS DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

Un ejemplo de análisis DAFO, muy breve, para un restaurante de nueva creación podría ser el siguiente:

ANÁLISIS INTERNO                                            ANÁLISIS EXTERNO

DEBILIDADES

Desconocimiento del sector.

Poco poder negociador con proveedores.

AMENAZAS

Crisis económica.

Muchos competidores en la zona.

FORTALEZAS

Buena localización del local.

Variedad en la carta.

OPORTUNIDADES

Ayudas para emprendedores.

Elevado número de proveedores.

A continuación deberemos de establecer los OBJETIVOS que queremos lograr, siguiendo con el  ejemplo anterior del restaurante, podría ser el de darse a conocer y una vez vayamos cumpliendo este podemos intentar conseguir nuevos clientes o fidelizar los que ya tenemos.

Una vez tengamos claros nuestros objetivos debemos de definir nuestro PÚBLICO OBJETIVO, en función del sexo, edad, zona geográfica, estudios, ocupación, etc. Cuanto mejor conozcamos a nuestro público objetivo mejor.

Una vez tengamos esto claro debemos definir la ESTRATEGIA propiamente dicha:

  • Elegir en que REDES SOCIALES estar. No debemos estar en todas, por muy de moda que esté Pinterest de nada sirve estar en si nuestro público objetivo no está en ella. Tampoco debemos estar por estar, cada una de ellas debe tener sus funciones.
  • Hay que establecer qué ACCIONES vamos a llevar a cabo en cada una de las redes en las que vamos a estar, es decir, que temas tratar y como ya mencionamos en otros post, no hablar sólo de nosotros mismos, sino enfocar las redes sociales a un sector determinado. También debemos escuchar y conversar con nuestro público y responderles lo antes posible, si son quejas sobre todo.
  • Debemos establecer un TONO Y ESTILO a las publicaciones que hagamos, que puede ser cercano, amigable, claro, sin usar muchos tecnicismos, etc.
  • No hace falta que publiquemos todos los días, pero sí hay que establecer una frecuencia y respetarla, para ello debemos realizar un CALENDARIO DE PUBLICACIONES donde iremos recogiendo cada una de ellas, además de los objetivos que perseguimos con dicha publicación.

Una vez vayamos llevando a cabo cada una de las actualizaciones planteadas en la estrategia, hay que MEDIR el impacto que tienen sobre el publico objetivo, para ello escogeremos aquellas MÉTRICAS que mejor se adapten a nuestros objetivos. Una estrategia tiene que FLEXIBLE y capaz de adaptarse a los posibles cambios que vayan surgiendo o errores que hayamos cometido.

Como veis, no todo es tan sencillo como ir subiendo a nuestros perfiles lo primero que se nos pasa por la cabeza. Antes de nada hay que realizar un estudio previo sobre nosotros mismos y de la situación en la que nos encontramos, para después ir subiendo contenido de valor para nuestros seguidores, es la mejor opción si queremos alcanzar nuestros objetivos. ¿Ya tienes tu plan de social media?, ¿te ayudamos a diseñarlo?.

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios