Cuando hablamos de las redes sociales es inevitable hablar de publicaciones, comunicados, entradas, tweets, menciones, “me gusta”, etc. Si ni escribimos ni contestamos, no estaremos, no comunicaremos y por lo tanto NO EXISTIREMOS.

Sin embargo, hay ocasiones que hablar puede perjudicarnos, escribir algo que no debemos puede provocar una CRISIS en nuestra empresa y el vínculo creado con el consumidor se puede romper. A veces, el silencio es la mejor opción. Estos son algunos consejos a tener en cuenta a la hora de planificar la comunicación.

ES MÁS IMPORTANTE LA CALIDAD QUE LA CANTIDAD, de nada sirve escribir mucho sin sentido, porque lo único que conseguiremos es aburrir al público, que nos dejará de leer, además perderemos fans y seguidores.  También es importante el momento, elegir CUÁNDO publicar es realmente necesario, no perder de vista noticias y contenidos importantes para nuestra marca y compartirlos con los demás en el momento justo.silencio

Debemos establecer un CALENDARIO DE PUBLICACIONES, pero hay que ser consecuentes. Si la mayoría de las veces nos sentimos obligados a escribir, quizás es necesario reducir ese número de actualizaciones. Si no hay nada interesante que decir, es mejor no decirlo y esperar a tener contenido válido y de calidad.

NO HABLAR SOLO DE UNO MISMO, hay que revisar los posts, tweets y publicaciones y analizarlos. Los perfiles sociales de una marca tienen que contener noticias relacionadas con el sector, contenidos externos e interacción constante con los consumidores.

Si por el simple hecho de publicar, estamos dejando de ser fieles a nuestro estilo, marca y contenidos, debemos plantearnos un cambio. NO PODEMOS PUBLICAR POR PUBLICAR, porque esto sólo confundirá a nuestro público.

A veces, en vez de decir, hay que MOSTRAR. Hay que tener en cuenta las ventajas que tiene el componente visual. Una buena imagen puede aportar más contenido que miles de palabras. Ahí está el éxito de redes sociales como Pinterest, Flicker o Instagram. Los mensajes mediante imágenes impactan más y se quedan en la mente más tiempo.

Una vez más y como decimos siempre, hay que ANALIZAR. Puedemos creer que estamos haciendo las cosas muy bien, generando contenido de calidad. Pero, … ¿nuestros consumidores piensan lo mismo?.

Estas son solo algunas de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de actualizar nuestros perfiles en redes sociales. ¿Tienes alguna de ellas en cuenta cuando publicas?.

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios