Casi todo el mundo que tiene un negocio tradicional se ha planteado en algún momento la posibilidad de montar una TIENDA ONLINE. Es una opción muy atractiva y este tipo de comercio esta en constante aumento (un 56% en los últimos 5 años). En España, el 26% de la población, hizo compras online en el año 2012, como podemos ver en el siguiente artículo. Teniendo estos datos en cuenta, crear una tienda online es una opción que deberíamos tener presente, más aún con los tiempos que corren.

Pero antes de lanzarnos a la aventura hay algunas cosas que tenemos que tener en cuenta. El hecho de usar el canal de distribución online tiene muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. ¿Por cuáles queréis que empecemos…?, ¿nos parece haber escuchado INCONVENIENTES? (mejor, así al final del post nos quedará un “buen sabor de boca” ;)), vamos allá.

Uno muy importante es la RELACIÓN EMPRESARIO-CLIENTE. El poder hablar y opinar con el cliente desaparece y por tanto también esa confianza que muchas veces es lo que se busca, el cara a cara. Si tenemos una tienda online, el pago pasa por bancos o cajas externas a nosotros. Lo mismo ocurre con el tema de logística y las empresas de mensajería. Aunque nos facilita la venta, es verdad que puede haber algún riesgo, ya que no depende de nosotros. Es por esto, que el tema de los fraudes es más frecuente y pueden darse engaños por cualquiera de las dos partes. Es por todo esto que las tiendas online generan DESCONFIANZA, aunque tambíen creemos que esta es cada vez menos.

Hay ciertos productos que a los compradores les gusta ver o probar antes de comprar. Si alguien quiere comprar un produto pero no sabe cómo le va a quedar, puede que dude si comprarlo online es la mejor opción. Debido a esto ha nacido un nuevo perfil de consumidor, el SHOWROOMER, que es aquella persona que antes de hacer una compra online va a una tienda física a ver y a probar el producto.

Como nos dirigimos a un territorio más amplio, nuestros COMPETIDORES AUMENTAN, a parte del resto de tiendas online que vendan los mismos productos que nosotros, también lo son todas las tiendas físicas del territorio al que nos dirigimos.Tienda online Dejemos ya de hablar de cosas malas, que se supone que este post es para animaros a crear una tienda online. Arriba ese positivismo, vamos con las VENTAJAS. La principal es que AUMENTA NUESTRO PÚBLICO OBJETIVO, ya no solo nos dirigimos a los habitantes de un pueblo o ciudad, si no que lo hacemos a todo un país o incluso a todo el mundo. Por lo que el NÚMERO DE CLIENTES POTENCIALES AUMENTA. Una tienda online está abierta 24 HORAS 365 DÍAS al año, en cualquier momento y a cualquier hora. Permite a nuestros clientes comprar cuando ellos lo necesiten, independientemente de que nuestra tienda física esté abierta o no. Además que haga sol o llueva no importa, la climatología no afecta a nuestras ventas. Nuestros clientes pueden comprar desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet. Todo esto hace que las POSIBILIDADES DE HACER CAJA AUMENTEN. Se reduce el personal y no se necesita tanto espacio, por lo tanto, los COSTES también se REDUCEN en cuanto a material, salarios, mobiliario, etc. En algunas ocasiones y dependiendo de cual sea tu idea de negocio puede que con la tienda online sea suficiente. NO HAY COLAS NI ESPERAS a la hora de pagar, ni para resolver posibles dudas o hacer devoluciones. Nuestros clientes lo saben y puede ser un incentivo a la hora de decidirse por nuestra tienda virtual.

Una serie de consejillos que nos gustaría dar si decidís crear vuetra tienda online son que le deis vital importancia a la COMUNICACIÓN. Es importante insistir en ella creando formularios para los clientes, sección de preguntas frecuentes, facilitar números de teléfono operativos así como una dirección de e-mail o incluso una cuenta de Skype. Los comentarios que se hagan en la red sobre los productos y servicios que prestemos cobran vital importacia, ya que los compradores online búscaran más opiniones debido a esa desconfianza de la que hablabamos más arriba (el 21% de las personas no compraran si hay dos o más comentarios negativos).

El número de pasos para realizar el pedido debe ser el menor posible, así el proceso de compra será más sencillo. También es importante dar la opción de PODER COMPRAR SIN REGISTRARSE para no poner dificultades a la compra, en cambio, podemos ofrecer algún tipo de ventaja si las personas se registran, por ejemplo, descuentos.

Vender y comprar por Internet se está convirtiendo en un hábito mayoritario y existen muchas posibilidades para llevarlo a cabo. Otro día hablaremos sobre las plataformas de software libre que existen. Pero mientras tanto, ¿tienes tienda online?, ¿te planteas crearla?, ¿nos dices tu principal ventaja e inconveniente?.

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios