Vender por Facebook se conoce como fCommerce. Es una novedad para las pequeñas empresas que cada vez más usan Facebook como canal de comercialización, no sólo consiguiendo fans, sino vendiendo sus productos a través de esta red social que además es la única que permite vender directamente a sus miembros sin tener que ir a otras páginas. Según el ‘Barómetro sobre Social Commerce’ elaborado por Social-Buy, el 24,6% de las empresas que venden por Internet, utilizan Facebook para VENTA DIRECTA.

No nos referimos a que tengas un catálogo de productos con precios o enlaces a tu tienda online. FACEBOOK te permite crear una TIENDA COMPLETA INTEGRADA en la que el usuario puede ver los productos, agregarlos a un carrito de compra, cerrar el proceso y pagar lo comprado. Es por tanto una fuente de oportunidades para conseguir clientes, crear comunidad y acceso a más de 1000 millones de posibles clientes en todo el mundo.FCommerce

Para ello, a través de las aplicaciones de comercio electrónico creas un catálogo de productos en la página de Facebook que ya tienes de tu empresa o negocio. El usuario puede hacer su pedido hasta cerrar el proceso de compra con el pago del mismo. Para esta última parte pueden pagar directamente en la tienda que has creado en Facebook, sin tener que salir de la misma o puedes redireccionarlos a tu tienda online. Sin duda, es preferible la primera opción para que el usuario no tenga que “salir fuera”.  No olvides que siempre hay que hacer que el proceso sea lo más FACIL posible para el usuario. De esto, dependerá en gran parte su éxito.

Podemos destacar cuatro ventajas principales que conlleva este tipo de venta:

  • DISTRIBUCIÓN: Vendiendo por Facebook puedes llegar a un número enorme de clientes. Hay más personas en esta red social que en ningún otro sitio por lo que tus posibilidades de llegar a más clientes son enormes.
  • CREAS COMUNIDAD: Cuando abres una tienda en Facebook lo estás haciendo en un entorno social, en el que la interacción es imprescindible y la comunicación con los clientes cada vez más fácil. Que te puedan preguntar, recomendar productos o comunicarse contigo favorece a tu empresa y tu producto.
  • MENOS ENLACES, MÁS COMPRAS: Al insertar enlaces en tu página web o tu página de Facebook es más difícil que una transacción de compra se complete. Con el fCommerce reduces enlaces y por lo tanto, se lo pones más fácil a tus clientes.
  • ACCESIBILIDAD: Cuando compras por Facebook te sientes más cerca de esa marca, la comunicación es más cercana y personal, y sientes que la marca es más accesible. Esto beneficia a la imagen que tus clientes tienen de ti.

Es cierto que no todo es tan bonito como suena, y que vender por Facebook también tiene algunas desventajas, pero eso… ¡os lo contaremos en otro post!. ¿Habéis comprado por Facebook alguna vez? ¿Repetiríais la experiencia?

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios