Una de las herramientas que se utilizan en la comunicación online es el E-MAIL. No siempre escribir uno es fácil, pero hacerlo de la forma adecuada puede proporcionarnos muchos beneficios. Cuando tienes tu empresa o negocio y comienzas el día, la revisión de e-mails es algo rutinario y para hacer esta tarea más simple, borramos o ignoramos gran parte de ellos sin abrirlos siquiera.

Es una potente herramienta de comunicación que debido a su mal uso ha perdido eficacia, por eso hoy queremos daros algunas pautas para conseguir que nuestros e-mails se abran, se lean e incluso se respondan.

En primer lugar, hay que ser lo más BREVES Y DIRECTOS posibles. El destinatario a menudo tendrá decenas de correos más para leer, por eso hay que ir al grano y ser concisos en lo que queremos transmitir. Hay que mantener las formas sin hacer perder tiempo a nuestro destinatario y haciendo que esos e-mails sean lo más atractivos posibles.

“ASUNTO” es algo a lo que dedicar más tiempo de lo que habitualmente se cree. Existe un bombardeo de e-mails constante por lo que hay que conseguir llamar la atención en el “Asunto” para que sea abierto. El nombre y tema deberían estar presentes y utilizar “Importante” ó “Urgente” es algo que se puede utilizar pero con lo que hay que tener cuiComo-escribir-emaildado. Escribir una serie de palabras que resuman el contenido de una forma atractiva y atrayente sería lo ideal.

Si hemos conseguido pasar de la Bandeja de entrada tenemos hecha la mitad del trabajo. Sin embargo, del CUERPO DEL MENSAJE dependerá nuestro éxito. Hay que ser lo más escueto posible, plantear de forma muy clara lo que queremos transmitir y explicar el motivo del correo.

Céntrate en SER ÚTIL para la otra persona. Hay que tener en cuenta también que nunca puedes pedir algo a cambio de nada. Solo captaremos el interés del destinatario si éste percibe algún beneficio para él. El beneficio conseguido por él tiene que se proporcional a lo que nosotros ofrezcamos

El CIERRE es igual de importante. Sea lo que sea lo que persigamos, hay que intentar ponérselo fácil a nuestro destinatario, y que un simple OK sirva de respuesta a nuestro e-mail, intenta dejar todos los cabos atados. Dependiendo del tono de conversación y la confianza con el destinatario así será la despedida que utilicemos.

Esperamos que con estas pautas vuestros e-mails sean más atractivos y obtengáis respuesta. ¿Tenéis algún consejo más? ¿Os funciona?

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios