Cuando una empresa decide tener presencia en esta red social debe tener claro que es lo que tiene que hacer pero también tiene que tener muy clarinete lo que NO debe hacer. Así que a continuación os citaré algunas cosillas que me he encontrado por esta red y que a mi juicio no se deberían hacer nunca.

  1. ¿A alguien a parte de a mí le parece raro ser amigo de una empresa? Seguro que todos somos amigos de alguna (por lo menos en Facebook), y  que conste que me mola tener amigos, pero amigos personas no amigos empresas, que aunque estas también nacen, crecen, maduran y algunas mueren no puedes hablar, reír o llorar con ellas, si no con las personas que están detrás de ellas. Así que una empresa no es otra cosa que un conjunto de personas que ponen sus aptitudes, actitudes y conocimientos al servicio para la consecución de un objetivo común, que suele ser “la pela”. No sé muy bien porque solté esto pero creo que me ha quedado bastante bonito y no pienso borrarlo 😉

Ya está bien de divagar, nada de crear perfiles personales para una empresa porfaplis, ya que desaprovechamos el potencial que tienen las páginas en cuanto a su mayor visibilidad, estadísticas para conocer mejor quien es nuestra audiencia y cuáles son sus gustos, además de que el Sr. Zuckerberg nos la puede cerrar por incumplir las políticas de uso. PARA UNA EMPRESA DEBEMOS DE CREAR UNA PÁGINA, TAMBIÉN LLAMADA FAN PAGE. Las empresas nos han de gustar, no debemos ser amigos de ellas (por lo menos en lo que a Facebook se refiere).

Aquellos que uséis perfiles personales para vuestras empresas, si os he convencido con mi prosa, no os preocupéis, Facebook da la opción de convertir estos perfiles en páginas, como ya explicamos este post.

  1. Otro error muy común en Facebook, y en el resto de redes sociales, es hablar solo de lo guapos y maravillosos que somos nosotros y nuestros productos, lo que se llama “YOISMO”. A la gente le aburre esto, quiere que le aportemos valor, así que no solo compartamos nuestros logros, compartamos también todo aquel contenido relacionado con una temática o temáticas y que creamos que le puede aportar este valor.
  1. Muchas empresas publican cuando tienen tiempo, a la hora que sea, las veces al día que sean y los días que sean, mal, mal y muy mal, ¡¡cachis en 10!!. Debemos de tener una ESTRATEGIA y ser CONSTANTES a la hora de publicar, no publicar una semana todos los días 15 actualizaciones al día y a la siguiente ninguna y también tenemos que tener en cuenta la hora de publicación, hacerlo cuando nuestra audiencia esté conectada para intentar llegar a un mayor número de personas. No debemos ser pesados y bombardear a la gente con constantes actualizaciones, o nos marcaran como spam o dejaran de ser fan. También hablamos de esto en algún post anterior. Aunque como también vimos en esta entrada, las horas de publicación ya no son tan importantes como antes (aunque hay que seguir teniéndolas en cuenta),  dando paso a la INTERACCIÓN que tenemos con estas actualizaciones.
  1. Es una herramienta de CONVERSACIÓN, no de comunicación unidireccional, así que debemos de escuchar a la audiencia y responder a sus comentarios. También debemos de responder con brevedad y personalizar en la medida de lo posible cada respuesta, por ejemplo, mencionando a la persona que nos plantea la duda, como hace Starbucks.
  1. No completar la INFORMACIÓN SOBRE LA EMPRESA. Un consejo es poner la url a la web en la sección que hay debajo de la foto de perfil para incentivar las visitas.
  1. No cuidar el DISEÑO, como por ejemplo fotos de perfil o portada inadecuadas. En la foto de perfil lo normal sería poner el logo y que este se viese correctamente, hay muchas páginas en las que este no se ve del todo porque es muy grande.  La foto de portada es recomendable cambiarla cada cierto tiempo y es aconsejable que describa nuestra actividad. No borrar el link de las actualizaciones una vez acabada la carga y poner mucho texto en ellas, con tres o cuatro renglones es suficiente.
  1. Por último, aunque quizá debería estar más arriba, pero quería dejarlo para el final, NO DEBEMOS DEJAR EN MANOS DE CUALQUIERA LA GESTIÓN DE NUESTRO PERFIL EN FACEBOOK (aplicable también a otras redes sociales). Deberíamos profesionalizar la gestión de redes sociales, en la medida de lo posible, aunque también comprendo que hay muchos que no se lo puedan permitir, pero para ello hay multitud de blogs (como este) o webs con información acerca de cómo gestionar estos medios. No todo el mundo está capacitado para esto, se requiere de una formación que no todo el mundo tiene.

Os preguntareis ¿Por qué 7 errores y no 6 ni 8? Pues porque leí por ahí a alguien que no recuerdo pero que seguramente sabe mucho más que yo de blogs, que cuando se hacen este tipo de post, es recomendable usar este número, será porque dicen que es un número perfecto y unas cuantas cosas más, bueno, ahí lo dejo. Solo quería transmitir un consejo que leí una vez a no sé quién y no sé dónde.

Pues “ya ta”, estos son los errores que he destacado, hay alguno más y el orden también puede ser discutible, pero esto ya os lo dejo a vosotros.

Si te ha gustado lo que acabas de leer predica mi palabra a traves de las redes sociales y te lo agradeceré eternamente.

¿Estás de acuerdo con estos siete errores? ¿Incluirías alguno más?

¡Nos vemos en la nube!

Anuncios