La Navidad está a la vuelta de la esquina y como todo, las Redes Sociales también se ven afectadas por los cambios de esta época del año. Es el momento de mayor venta en muchos sectores, hora de cerrar el año y es cuando las marcas sacan su artillería pesada en lo que a COMUNICACIÓN se refiere.

Una buena campaña de Navidad habrá sido trabajada varios meses antes y su puesta en marcha debe iniciarse ya en Septiembre u Octubre. Los consumidores buscan la mejor oferta, el precio que les conviene y saber que hay una FECHA LÍMITE marca la tendencia de compra.

Nosotros hemos analizados cuáles son las CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES de estas compras y cómo se comportan los consumidores en estas fechas.

– El primer punto a tener en cuenta es que NO HAY HORARIOS. Cada vez más los consumidores compran por Internet, por lo que los horarios de apertura al público convencionales desaparecen. Comprando sin horario, y utilizando todo el tiempo necesario para comparar en unas webs y otras encontrando así el producto que más se acerque a lNavidad-Redes-Socialeso que buscamos.

– La segunda característica es que estas compras navideñas serán MÁS SOCIALES Y MÓVILES que nunca. La posibilidad de comprar dónde y cuándo quieras, las nuevas técnicas de comprar online y recoger en tienda (BOPIS: buy online, pickup in-store), el auge del e-commerce, el m-commerce, las campañas en redes sociales de descuentos y sorteos, etc. Todo ello contribuye a una compra más social que nunca. Por ejemplo el uso de sorteos y cupones descuento online. Que nos ofrezcan gastos de envío gratuitos o descuentos por invitar a amigos será una pieza clave para convencernos finalmente de una compra.

– Otro elemento clave a tener en cuenta y que las marcas deben explotar (y explotan) hasta el infinito son las EMOCIONES. Estrategias de comunicación 360º con mensajes que apelan a  las emociones más que nunca. Se trata de empatizar y crear en el consumidor sensaciones que lleguen y que les fidelicen a la marca.

– La PERSONALIZACIÓN. Es el momento perfecto para hacer uso del big data, de todos esos datos que tenemos de nuestros clientes, que hemos ido recogiendo a lo largo del año y que ahora más que nunca se vuelven imprescindibles. Ofrecer lo que quieren, dar lo que buscan, y conquistar su corazón. Que una marca consiga que nos sintamos únicos es sinónimo de éxito.

– Y todo ello sin olvidar que LOS CONSUMIDORES MANDAN. A día de hoy los conocemos mejor que nunca, sabemos sus gustos, sus aficiones, sus hábitos de compra y horarios, métodos de pago, situaciones personales… Ellos tienen el poder y un buen análisis de todo ello llevará a una correcta estrategia en la empresa.

Todo esto sumado a que ese proceso de compra sea simple, rápido y seguro es la clave para el éxito de las campañas navideñas. Los consumidores saben lo que quieren, lo demuestran y lo piden. Las empresas sólo tienen que escuchar.

¡Nos vemos por la nube!

Anuncios